Tendencias actuales en Gestión de Proyectos

July 4, 2018

1. Metodologías Ágiles

2. Rol estratégico del Project Manager

3. La difusión de la Gestión de Proyectos

4. Distribución del Equipo

5. Triángulo del Talento

6. Soft Skills o “Habilidades Blandas”

7. Big Data

8. Benchmarking

9. Los Millenials

 

1. Metodologías Ágiles

Se trata de un conjunto de metodologías para el desarrollo de proyectos, que se caracterizan, como su nombre indica, por su rapidez y flexibilidad en sus procesos.

Dichas metodologías nacieron en entornos IT (Manifiesto Agile 2001), pero ya es frecuente encontrarlos en sectores y áreas muy distintas.

 

3 Principios básicos del Agilismo:

  • La comunicación: que toma un papel mucho más relevante.

  • La planificación: a la que se resta importancia en favor de la disposición para adoptar cambios e introducir modificaciones en el programa original.

  • La autonomía de los equipos: pues es ahí donde radica su esencia, al ser la clave para la adaptabilidad.

 

Cada vez es más patente que las Metodologías Ágiles se imponen frente a los métodos de Gestión de Proyectos tradicionales, ya que pueden adaptarse al dinamismo que envuelve el ámbito empresarial actual y a los continuos cambios, muchas veces solicitados por los propios clientes. La clave sería la flexibilidad frente al inmovilismo del Project Management tradicional. De hecho, El PMI adopta en su nueva versión del PMBOK® v6 un apartado sobre Agile y también PRINCE2 se volvió Agile.

 

La principal diferencia entre las metodologías tradicionales y Agile radica en el papel que juegan las iteraciones durante el proyecto.

 

Dentro del panorama Ágil existen diferentes opciones: Scrum, Kanban y Extreme Programming (XP) son las alternativas más conocidas pero, cada una de ellas, cuenta con una forma diferente de entender la flexibilidad.

 

Scrum: Modelo de desarrollo ágil caracterizado por adoptar una estrategia de desarrollo incremental, en lugar de la planificación y ejecución completa del producto.

Ésta es, de todas las metodologías ágiles de gestión de proyectos, la que con mayor eficacia facilita el hallazgo de soluciones específicas para los problemas que van surgiendo durante el desarrollo del proyecto.

Ventajas: Productividad y calidad, ya que se realiza un seguimiento diario de los avances del proyecto, logrando que los integrantes estén unidos, comunicados y que el cliente vaya viendo los avances.

Inconvenientes: Fomenta un entorno donde los niveles de estrés son difíciles de controlar, en parte debido a la necesidad de trabajar bajo presión para poder realizar las entregas parciales a tiempo.

 

Kanban: Clasifica las tareas según sub-status ayudando a determinar los niveles de productividad en cada fase del proyecto.

Ventajas: Su sencillez de aplicación simplifica también la planificación y la designación de responsabilidades.

Inconvenientes: Es excesivamente compleja cuando el volumen de trabajo es elevado o la dificultad de las tareas a realizar va en aumento.

 

Extreme Programming (XP): Se centra en el vínculo que se crea entre el cliente y el equipo de proyecto.

Ventajas: Fomenta la interacción permanente entre ambos, que facilita la introducción de cambios y minimiza las posibilidades de error.

Inconvenientes: Requiere de la organización de los equipos en pequeñas células, con un número de integrantes limitado, por lo que no es recomendable para proyectos de larga duración. Sólo aplicable a entornos IT.

 

2. Rol estratégico del Project Manager

La tendencia a partir de ahora será en un rol más participativo del Project Manager.

Ya no vale con sólo dominar una metodología, se hace necesario saber al menos una tradicional y una ágil y hacer un híbrido para obtener los mejores resultados.

Tampoco bastará con sólo “cumplir”, el proceso de Gestión de Beneficios, es la nueva responsabilidad del Jefe de Proyectos, lo que le llevará a medir constantemente los beneficios estratégicos de sus proyectos.

Cambios: Deberán ser asumidos y dominados. El cambio está presente en todo y su gestión es una habilidad necesaria hoy en día.

Design Thinking. Se trata de una de las formas más innovadores de resolver problemas. El pensamiento de diseño combina ingeniería y creatividad para explorar y conseguir soluciones ante todo tipo de desafíos:

  • Empatizar

  • Definir el Problema

  • Idear posibles Soluciones

  • Prototipar Modelos

  • Evaluar y testear los Prototipos

 

3. La Difusión de la Gestión de Proyectos

Muy ligada el punto anterior, cada vez se está dando más valor al Project Management en las organizaciones. Las mejores prácticas y conceptos de gestión de proyectos están siendo adoptados por áreas que no son las tradicionales asociadas al mismo, como por ejemplo marketing, ventas, logística…

Los beneficios de este son una mayor eficiencia, un alineamiento estratégico más fuerte y una mejor satisfacción del cliente, por solo nombrar algunos, lo cual conduce a un mejor desempeño organizacional general.

 

4. Distribución del Equipo

Cada vez está más consolidada la idea de crear distintos grupos de trabajo, pequeños pero muy especializados y que no comparten la misma ubicación espacial. Lo verdaderamente importante es unificar objetivos.

Trabajo a distancia. La fuerza de trabajo se volverá móvil, lo que aumenta la necesidad de tener herramientas de gestión de proyectos remotos, para estar reportando a la Dirección. Tener la tecnología correcta es determinante en el calendario de los proyectos, su presupuesto y su éxito en general.

Se impone el Home–Office.

El Cliente pasa a formar parte del Equipo de Trabajo. Ya nos sólo participa en la fase final, sino que se involucra a tiempo en toda la vida del proyecto. Su implicación es clave.

 

5. El Triángulo de Talento.

Este triángulo representa el conjunto de habilidades que, según el Project Management Institute (PMI), toda persona que practica la dirección de proyectos, programas y portafolios (PPM) debe tener. Un profesional de proyectos, programas, o portafolios debe tener:

 

  

6. SoftSkills o “Habilidades Blandas”

SoftSkills” es un término utilizado en la psicología relacionado con el cociente de inteligencia emocional, y que es el conjunto de rasgos de personalidad, habilidades sociales, comunicación, lenguaje y hábitos personales que caracteriza a las relaciones con otras personas.

Desarrollar habilidades de liderazgo, negociación, manejo de conflictos, comunicación, motivación… ayuda al Project Manager a dirigir los esfuerzos del equipo de trabajo y su desarrollo hacia el logro de los objetivos.

De hecho, gran parte de la Gestión de Proyectos se ve afectada o beneficiada por la interacción entre personas, así que las habilidades antes mencionadas son puntos que los Jefes de Proyecto deben poseer.

Todas las nuevas corrientes exigen al Project Management que asuma su papel estratégico y potencie su visión de negocio sin olvidar, en ningún caso, su lado más humano. Por eso, las Habilidades Blandas se vuelven indispensables para conseguir el equilibrio entre lo técnico y lo personal.

 

7. Big Data

Su uso será clave, ya que es una herramienta que permitirá realizar estimaciones de costos y tiempos, así como la elaboración de planes de contingencia, basados en datos de proyectos reales.

Big Data” es un término que hace representación a la continua expansión de información y datos que conseguimos almacenar y recopilar. Las empresas usan estos datos para mejorar sus estrategias de marketing y comunicación, entre otras cosas.

Es primordial analizar esta cantidad de datos y saber interpretarlos para usarlos en beneficio de la compañía, permitiendo corregir errores, responder a las tendencias del negocio antes que nadie y, en definitiva, mejorar el rendimiento y crecimiento de una empresa.

El desarrollo del Big Data se irá implementando en sectores muy diversos.

 

8. Benchmarking

Otro de los cambios que estamos experimentando en estos últimos tiempos está relacionado con la competencia.

El Project Manager ampliará su mirada hacia dicha competencia y no perderá de vista sus pasos. El objetivo no es copiar pero sí observar las estrategias de los competidores y adaptarlas a la propia compañía.

Se tendrá como referencia a los mejores del sector. Los objetivos son obtener más calidad en el producto creado y aumentar la productividad en el proceso.

Y también es importante imitar las mejores prácticas de otros sectores si éstas pueden ser beneficiosas.

 

9. Los Millenials

Los Millenials (los nacidos entre 1982–2004) han estado durante ya un tiempo en la vida laboral, pero ahora serán tendencia ya que han ido adquiriendo experiencia en la gestión de proyectos.

Los Millenials tendrán entre 14 y 36 años en el 2018, vienen con energía, buenas y nuevas ideas, aprenden rápido y son nativos digitales.

Serán los Project Managers del mañana.

Please reload

Posts Recientes

September 13, 2017

Please reload

Búsqueda por Tags
Please reload

​Síguenos
  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Basic Square